Sauna facial

En nuestro rostro se concentran toda una serie de elementos que, a la larga, pueden ser nocivos para la salud del mismo. La propia contaminación del entorno, la utilización de productos cosméticos en la dermis, o la retiración incorrecta de los mismos, pueden ser el origen de todos estos problemas.

Como resultado, tendremos una piel mucho más envejecida, además de más propensa a experimentar irritaciones, enrojecimiento, a que proliferen las arrugas…

Una buena manera de poder combatir estos elementos tóxicos es mediante la sauna facial.

¿Qué es y para qué sirve una sauna facial?

Se considera el mejor remedio pensado para que nuestra piel respire sin afectarle de forma negativa. Son aparatos que disponen de un depósito interno, al que le cabe una determinada capacidad de agua. En el momento en el que se conectan, la temperatura interna del aparato se incrementa hasta tal punto que estará disponible para emitirse en forma de vapor; este vapor se debe de aplicar directamente sobre nuestro rostro, siempre a una distancia prudencial y siguiendo algunas recomendaciones de seguridad.

sauna-treschic

  • Restablecimiento del sistema de drenaje natural de la dermis: La dermis, por si sola, debería de ser capaz de autoregularse en el momento en el que aparecen sustancias extrañas por encima de ella. Sin embargo, a veces la acumulación es tal que no puede hacer nada por si misma. El vapor que emite la sauna facial tiene el poder de destaponar esos poros, consiguiendo purificarlos, acabando con cualquier elemento que no debería de estar ahí. El objetivo es lograr que los poros se dilaten, de la misma manera que lo conseguiríamos con una ducha de agua caliente, pero mucho más rápido y con mayor precisión.
  • Eliminación de piel muerta: La piel muerta que no se desprende por si sola, puede evitar que crezca la piel nueva, lo que hará que tengamos un aspecto mucho más envejecido. La sauna facial ayuda a la regeneración de la dermis.
  • Eliminación de espinillas: También ayuda a eliminar espinillas, evitando que tengamos que estar recurriendo a esos nocivos mecanismos manuales que podrían hacer que salieran más espinillas de cara al futuro.

¿Cómo se debe de usar una sauna facial?

La opción más recomendada suele ser ir a un centro de belleza; ya que allí conseguirás un resultado facial y podrás relajarte por el camino.

Ahora bien, estas sesiones son muy caras, por lo que si estamos pensando en realizarlas de forma habitual, es posible que queramos comprar un aparato para tenerlo en casa.

Estos aparatos son sencillos de usar, pero conviene tener cuidado. Te recomendamos añadir unas gotas de aceites esenciales, para que nuestra piel se pueda aprovechar también de la aromaterapia. Nos cubriremos la cabeza con una toalla durante unos 10-20 y aplicamos el aparato, con el objetivo de crear una bolsa de vapor interna evitando que se escape.

Lee testimonios sobre los resultados de un tratamiento de sauna facial para convencerte de su uso.

Comentarios desactivados en Sauna facial

Filed under Sin categoría